Correos quiere abandonar el registro de jornada en papel