SALUD LABORAL | Correos gasta más dinero en controlar el absentismo, que en prevenirlo