ELECCIONES SINDICALES | La Dirección gana la partida