¿Qué ocurre con la conciliación?